jueves, 31 de marzo de 2016

Airpod, el coche que funciona con aire comprimido

Airpod, el coche que funciona con aire comprimido.

El inventor francés, Guy Nègre, lleva desarrollando desde 2004 un modelo de coche que utiliza sólo aire comprimido como combustible y, por lo tanto, es aún más verde que los modelos eléctricos, muy de moda hoy día entre las inversiones de los principales fabricantes de automóviles.

El año pasado recibió una inversión de $ 5 millones para una licencia en Estados Unidos, y el proyecto ha adquirido gran visibilidad. Sus creadores entienden que el precio debe ser accesible para que esta tecnología pueda verse rápidamente por las calles. En Estados Unidos, podría ser vendido por 10.000 $. Incluso ya puedes hacer reservas

El AIRPod es capaz de llevar hasta tres personas. Pesa sólo 217 kg, con velocidad máxima de 80 Km/h con una autonomía de 128 kilómetros: Se puede recargar en cualquier sitio donde tengas una máquina de aire comprimido. La carga no lleva más de 5 minutos. Práctico, barato y ecológico!

lunes, 7 de marzo de 2016

Cómo es el motor DV4TD que montan PSA, Ford o Mazda

Cómo es el motor DV4TD que montan PSA, Ford o Mazda

Un video enseña detalles curiosos como la colocación de los cojinetes de biela o la disposición del tapón de vaciado de refrigerante.
Citroën, Peugeot, Mazda, Ford, Suzuki… son muchas las marcas que se han equipado con el motor DV4TD a varios de sus modelos: un propulsor de 1.398 centímetros cúbicos y 69 CV. a 4.000 rpm.
Este video nos enseña todos sus pormenores, mostrándonos detalles que en muchas ocasiones, en el taller se nos pasan desapercibidos pero que no por ello dejan de ser interesantes como es la disposición del cilindro número 1 junto al volante motor, la colocación de los cojinetes de biela mediante un útil específico o la disposición del tapón de vaciado de refrigerante, entre otros.
En definitiva, un interesante tutorial que nos permite conocer más a fondo este popular motor.


- See more at: http://www.infotaller.tv/electromecanica/actualidad/como-es-el-motor-dv4td-que-montan-psa-ford-o-mazda#sthash.DqtyW6hJ.dpuf

Consejos para evitar problemas al reparar el turbo

No realizar nunca el vaciado del aceite usado por la parte superior con bomba, una de las recomendaciones.

 Falta de potencia, ruidos en el turbo o humo blanco. Seguro que todos estos problemas te suenan mucho si tienes un taller de reparación de vehículos. Suelen anunciar una avería en el turbo, un fallo bastante común especialmente entre los motores de pequeña cilindrada que proporcionan un elevado par y potencia, con o sin filtro de partículas. Los coches con averías en este elemento son una pesadilla recurrente en los establecimientos de reparación. Por ello, Total ha dedicado un artículo en su blog en el que da algunas claves que ayudarán al profesional para que esta operación no le suponga un quebradero de cabeza.

 Los motores turboalimentados, recuerda Total, entregan un rendimiento elevado, pero están sometidos a un alto estrés por las altas presiones y temperaturas de funcionamiento que soportan. Así, las piezas del motor realizan esfuerzos enormes. Si además no se mantiene el coche según las indicaciones del fabricante, entonces es cuando aparecen esos problemas que anuncian un "inminente desastre", como por ejemplo una rotura del turbo, recuerda el post. Al desmontar el turbo, señala el fabricante de lubricantes, "te puedes encontrar con algunas sorpresas como, por ejemplo, que su eje esté roto, que exista un juego en el mismo, que falte la tuerca de fijación de este eje o que esté floja. Si no está la tuerca, ¡búscala! Si se queda dentro del motor después de la reparación, el turbo puede averiarse de nuevo".

 Por norma general, al quitar el lubricante "verás que el aceite está muy degradado, cargado de carbonilla y más viscoso (un cliente te dirá que está espeso). También verás, al realizar la reparación, que la culata está impregnada de un lubricante muy viscoso y que el filtro del turbo está obturado, lo que impide el paso del aceite". El exceso de carbonilla procede de la combustión y, sobre todo, se da en los motores con mucho recorrido urbano, que trabajan a bajas revoluciones durante pocos kilómetros. Así se forma una gran cantidad de carbonilla que va directamente al aceite, que se espesa.

También se puede dar por problemas en el sistema de aspiración del aire, es decir, en el filtro y las conducciones, puesto que al disminuir la entrada de aire se puede producir una combustión deficiente. En concreto, el efecto del espesamiento del aceite es mayor en los puntos donde el lubricante encuentra una mayor resistencia a su paso, de tal manera que el filtro de aceite del turbo será el más afectado, ya que su función consiste, precisamente, en que pase la menor cantidad de suciedad posible. Como consecuencia, apuntan desde Total, se produce una "mala lubricación de los cojinetes del turbo y de su eje. Por eso se producen los ruidos del turbo e, incluso, su rotura en casos extremos, porque pasa muy poco aceite hacia estos elementos, que se desgastan en exceso".

Actualmente, señala el artículo, en los kits de reparación del turbo "no se suele incluir el filtro de aceite para que el lubricante siga cumpliendo con su función en esta zona". Aunque se haya solucionado la avería, se trata de un problema "bastante tozudo" que se puede volver a repetir. Así que, para tratar de evitarlo,

Total recomienda algunas precauciones: – Controlar el filtro de aire y el circuito de admisión: "los defectos en la admisión de aire pueden provocar una formación de carbonillas elevadas debido a una combustión deficiente. Esto afectaría al aceite y aumentaría su viscosidad". – No dejar restos del turbo sustituido: "comprueba que no se haya quedado la tuerca de fijación donde no debe, trozos de los alabes o aceite sucio que podrían provocar una nueva avería.

En muchos casos tendrás que realizar una limpieza del motor con aceite nuevo y eliminarlo en poco tiempo". – Comprobar si hay presencia de metales en el cárter del aceite: "si hace falta, limpia el cárter y haz una revisión completa que comprenda el tamiz de aspiración y la junta del tapón de vaciado, entre otros procedimientos". – Deshacerse de la suciedad que haya quedado en el sistema: "una vez reparado, puedes emplear algún producto limpiador de circuitos de engrase de motores. Normalmente se mantiene el motor al ralentí entre 10 y 15 minutos para eliminar después el aceite y el filtro. De esta manera no quedará suciedad en el sistema." – Verificar las presiones del sistema de lubricación: así verás si alguna parte del sistema presenta obturaciones que impiden el paso del aceite.

Total apunta que esta avería es "bastante tozuda" y, a pesar de que se hayan seguido con cuidado todos los pasos de la operadción, el coche puede volver al taller con el mismo problema. Esto se debe a que este fallo tiene mucho que ver con el tipo de conducción del cliente. Por esta razón, los fabricantes recomiendan cambios de aceite severos en estos coches, sobre todo, cuando aparecen por primera vez con esta avería. Por supuesto, destaca el proveedor de aceites de automoción, "si no se han empleado los aceites adecuados para el coche o se ha realizado un vaciado incorrecto del lubricante, los problemas en el turbo pueden aflorar". Así, los fabricantes "ofrecen estas recomendaciones": – Lubricantes: Usar aceite sintético 5W-40 o un 5W-30 y si existe un filtro de partículas, deberá ser compatible con el filtro. Así, "los lubricantes 15w-40 y 10w-40 están prohibidos", alerta Total.

Esto es así, argumenta, "porque un aceite sintético siempre es más detergente, por lo que tiene una mayor capacidad para evitar que las carbonillas se unan y espesen en aceite y, por tanto, facilita que el paso del aceite por los filtros de turbo". – Vaciado: con estos motores es "muy importante" seguir un sistema para el vaciado del motor adecuado, ya que si quedan restos del aceite usado, estarán muy cargados de carbonillas. Por tanto, "nunca debes vaciarlos por la parte superior mediante una bomba (aspirado). Debes eliminar el lubricante en caliente, aflojando el filtro del aceite para facilitar el vaciado y desmontando el tapón de llenado. Después dejarás que el aceite fluya como mínimo durante 10 minutos. Una vez vaciado, debes montar un filtro nuevo: si no lo haces, tendrás un aceite lleno de suciedad que podría dar problemas".

Para concluir, el artículo de Total, resumen algunos consejos para que la recurrencia de las averías del turbo deje de ser una pesadilla para tu taller: – Establecer siempre cambios "severos" en este tipo de motores. Normalmente el aceite se cambiará como máximo cada 15.000 km o cada año. – Avisar al cliente para que controle el nivel del aceite y realice los rellenados si es preciso. Este nivel debe estar por debajo del máximo y por encima del mínimo. – Utilizar aceites sintéticos 5W-40 ó 5W-30 especialmente en este tipo de motores pequeños. – Algunos fabricantes recomiendan limpiar el motor con un producto homologado que se añade al aceite entre cambios, aunque de momento esta recomendación no aparece en los libros de mantenimiento. Por último, el Total recomienda no utilizar cualquier lubricante: "asegúrate de que el aceite que empleas cumpla con los estándares de calidad del fabricante. Es una buena manera de mantener a raya los problemas del motor y aumentar la satisfacción de tus clientes". Si quieres consultar más contenidos sobre la lubricación de los vehículos, encontrarás más información en el blog de Total.

- See more at: http://www.infotaller.tv/electromecanica/actualidad/consejos-para-evitar-problemas-al-reparar-el-turbo#sthash.kN9WkzmO.dpuf

viernes, 12 de febrero de 2016

Cómo interpretar los principales parámetros de un sistema OBD

Cómo interpretar los principales parámetros de un sistema OBD

Un vídeo muestra cómo explotar todo el potencial de los equipos de diagnosis.
Cómo interpretar los principales parámetros de un sistema OBDEn el mercado actual, existen multitud de fabricantes de equipos de diagnosis y su empleo es una práctica habitual en el taller.
Sin embargo, no siempre somos capaces de explotar todo el potencial que tienen, limitándonos en muchas ocasiones a la lectura y borrado de averías, obviando funcionalidades tan interesantes como la lectura de parámetros.
Este vídeo nos muestra cómo interpretar los principales parámetros de un sistema OBD.



http://www.infotaller.tv/electromecanica/actualidad/como-interpretar-los-principales-parametros-de-un-sistema-obd

Cómo es el funcionamiento del catalizador

Un vídeo muestra desde los procesos de oxidación y reducción de los gases, hasta la temperatura óptima de funcionamiento.
Cómo es el funcionamiento del catalizador En vídeos anteriores hemos visto cómo es la emisión de gases de combustión por el escape o cómo es el sistema de reducción catalítica.
En esta nueva entrega, de la mano de Discovery MAX, os traemos este vídeo en el cual nos desgranan todos los secretos de un catalizador.
En él veremos desde los procesos de oxidación y reducción de los gases, hasta la temperatura óptima de funcionamiento.
 



- See more at: http://www.infotaller.tv/electromecanica/actualidad/como-es-el-funcionamiento-del-catalizador#sthash.GVv2xC6I.dpuf

20 elementos que revisar en el taller ante pérdida de potencia

Una mala preparación de la mezcla, fallos de encendido y exceso de rozamiento, algunas de las causas.

20 elementos que revisar en el taller ante pérdida de potencia La pérdida de potencia es una de las causas más habituales por las que un coche visita el taller. Para ahorrar tiempo en el diagnóstico, el reparador debe conocer qué elementos pueden estar dañados. Por lo tanto, si acude un vehículo con este síntoma, el taller debe revisar estas 20 causas que motivan la pérdida de fuerza y que AutoBild ha recogido en un artículo en su blog. En primer lugar, la publicación destaca como posible causa el exceso de rozamiento de elementos mecánicos. En este caso, conviene revisar que los frenos no estén agarrotados, que no exista un exceso de tensión en el freno de mano o en el embrague y que los cojinetes de los rodamientos de rueda no estén dañados. El artículo también incluye en la lista los fallos de encendido. Por eso, recomienda revisar el avance, el estado de las bujías y los elementos que conforman el sistema de encendido (tapa del delco, centralita y cables de las bujías). Si las válvulas no cierran el circuito completamente, la explosión será deficiente y habrá pérdida de potencia. Por eso, AutoBild aconseja ajustar las válvulas, comprobar que el muelle de las válvulas no esté roto, revisar el juego en las guías y el árbol de levas. Una mezcla pobre puede causar pérdida de potencia. Esto puede ocasionarse debido a un exceso de suciedad en el filtro de aire, pero también a que la mariposa no abre completamente o un exceso de entrada de aire en la admisión. En este último caso, el artículo recuerda que habrá que inspeccionar los manguitos y la junta. Además, el taller tendrá que revisar posibles pérdidas en el circuito de alimentación de combustible, la tensión eléctrica, el caudalímetro y los inyectores. Por último, si todos estos elementos mecánicos están en buen estado, la avería puede proceder de un fallo en la unidad de mando, que es la encargada de que todo funcione según los parámetros establecidos por el fabricante.

20 elementos que revisar en el taller ante pérdida de potencia - See more at: http://www.infotaller.tv/reparacion/multimarca-y-general/20-elementos-que-revisar-en-el-taller-ante-perdida-de-potencia#sthash.kTEokD7g.dpuf

martes, 17 de marzo de 2015

El Vehículo Eléctrico, Conversión de tradicional a eléctrico.


El apoyo de los gobiernos

La mayoría de los gobiernos de América Latina se han comprometido (o lo harán a corto plazo) a buscar la reducción de emisiones y una menor dependencia de combustibles fósiles. Como dato preliminar, actualmente el 90% de los países desarrollados (Europa, Asia y América del Norte) aplican políticas que favorecen al transporte eléctrico. Así que es solo cuestión de tiempo para que además de las ventajas de menor consumo hayan beneficios en las políticas de estado.

En algunos casos estas políticas van en aumento: ejemplo Europeo:

 "El coche eléctrico, clave en el objetivo europeo de movilidad urbana" 

El coche eléctrico constituye una pieza clave para lograr los objetivos de movilidad urbana fijados por la Unión Europea en su estrategia sobre transporte, que plantea la eliminación de los vehículos que utilicen combustibles tradicionales de forma progresiva, antes en todo caso del año 2050.

Los planes de la UE pasan por reducir a la mitad el uso de automóviles de carburantes convencionales hasta el año 2030, como paso previo a su progresiva sustitución en el horizonte de 2050. Además, la UE plantea que el transporte de mercancías en los principales centros urbanos esté libre de emisiones de CO2 y gases contaminantes. La UE plantea que el transporte de mercancías en los principales centros urbanos esté libre de emisiones de CO2 y gases contaminantes. Los planteamientos de Bruselas tienen su origen en los elevados índices de contaminación que se registran en las grandes ciudades, agravado por la emisión de óxido nitroso, partículas sólidas y contaminación acústica. Todo ello afecta gravemente a la salud de los ciudadanos. Además, se estima que en el año 2050 más del 70% de la población mundial vivirá en las grandes urbes, por lo que la presión de los vehículos sobre las personas se hará cada vez mayor. En este contexto, el vehículo eléctrico se constituye como principal solución de movilidad en el ámbito urbano, sin olvidar las mejoras tecnológicas en los motores de gasolina y diesel. No obstante, para conseguir una reducción del 90% de las emisiones de CO2 y de las partículas contaminantes, son necesarios vehículos con emisiones cero.

En su Estrategia de Impulso al Vehículo Eléctrico, publicada en 2010, el Ministerio de Industria asume la necesidad de apoyar este tipo de automóviles, que reducen las emisiones de CO2 y la contaminación en las ciudades y mejoran el nivel acústico general de las ciudades. Las matriculaciones de automóviles y todoterrenos eléctricos se situaron en 437 unidades en el mercado español en el conjunto de 2012, lo que representa una subida del 19,07% respecto a los datos del año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción.

ALGUNOS EJEMPLOS DE CONVERSIÓN: